sábado, 8 de octubre de 2016

Crema de calabaza y otras verduras

Comienza Octubre y un vegetal que nos viene en seguida a la cabeza es la calabaza y no solo por las fechas, sino para incluirlo en nuestra dieta por sus más que beneficiosas propiedades.

Hay una enorme variedad de cremas y/o purés de verduras que podemos hacer, pero este en concreto queda muy rico y ahora, que estamos en época de calabazas es el momento ideal para apostar por él, seguro que lo disfrutaréis. Hace un tiempo había preparado una crema de calabaza de otro modo, os lo recuerdo incluyendo el link aquí por si os apetece también probarla Crema de calabaza y puerro.



Lo bueno de las calabazas, si están enteras, es que se conservan durante muchos meses.


Os recuerdo las propiedades de la calabaza a continuación y luego os detallo los ingredientes y elaboración de la crema de hoy, totalmente asequibles. 

Propiedades nutricionales
La calabaza es una verdura dulce con muchas propiedades para la salud. Es antioxidante, rica en vitaminas, minerales y fibra y baja en calorías, y está recomendada para prevenir muchas enfermedades. Os explico sus beneficios depurativos. 

La calabaza contiene un 90% de agua y muy pocas calorías e hidratos de carbono. En cambio, tiene altos contenidos de fibra.

Vitaminas: contiene vitamina A y vitamina C principalmente, además de las vitaminas E y las del grupo B (entre ellas, ácido fólico).
Minerales: es rica en potasio, calcio, magnesio, hierro y zinc, entre otros.
Una de sus características principales es un contenido en betacarotenos. Son ellos los que le aportan el color naranja (los también tiene la zanahoria, por ejemplo).
Ácidos linoleico, aspártico, oleigo y palmítico.
Aminoácidos.

En base a estas propiedades, la calabaza está altamente recomendada en casos de:

  • Sobrepeso: debido a que es baja en calorías, es diurética, depurativa y contiene fibra.
  • Exceso de apetito: ya que un 90% de su contenido es agua y contiene fibra. Además, su dulzor hace que no tengamos tanta necesidad de consumir otros dulces dañinos para la salud.
  • Estreñimiento: gracias a su contenido en fibra.
  • Problemas oculares: pues su contenido en vitamina A beneficia a la salud ocular y ayuda a prevenir cataratas.
  • Prevención del cáncer: su contenido en licopenos ayuda a prevenir el cáncer de próstata, pulmón, estómago y vejiga.
  • Embarazo: por su contenido en vitaminas y minerales, entre ellas, el ácido fólico.
  • Problemas de la piel, como eczemas. Además, protege de los rayos del sol.
  • Desequilibrios del azúcar, como la diabetes e hipoglucemia. En este caso recomendamos consumir diariamente una crema de calabaza especiada con un poco de canela, que también es un regulador del azúcar (además, le dará un sabor delicioso).
  • Exceso de mucosidad, sobre todo, en niños, ya que ayuda a expectorar.
  • Problemas del aparato digestivo: la calabaza protege el estómago del exceso de acidez y la gastritis.
  • Problemas de próstata: el consumo de la calabaza y sus semillas ayuda a prevenir y mejorar problemas de próstata.
  • Parásitos intestinales: las semillas de calabaza son un remedio muy antiguo para prevenir y eliminar parásitos intestinales. Deberán tomarse a diario al menos 30 semillas, que, combinadas con las propiedades laxantes de la calabaza, serán un remedio muy eficaz en niños y adultos.
  • Enfermedades inflamatorias, como la artritis o el asma: la calabaza ayuda a reducir el dolor y la inflamación.
Ingredientes:
400 gramos de calabaza 
1 cebolla 
1 zanahoria 
1 puerro 
1 diente de ajo 
1 pimiento verde de los de freir 
1 patata mediana (150g) 
3 ó 4 cucharadas de salsa de tomate 
4 cucharadas de aceite de oliva 
agua y sal

Elaboración
Para empezar, lavaremos, pelaremos y picaremos en trozos la verdura que vamos a utilizar como sofrito: la cebolla, la/s zanahoria/s (estas eran pequeñitas por eso añadí más), el puerro, el pimiento verde y el ajo. Una vez hecho esto, las añadimos para sofreír en unas 4 cucharadas de aceite, es decir, que cubra y supere un poco el fondo de nuestra cacerola u olla.
Mientras se sofríen las verduras, vamos pelando y troceando en cuadros la patata y la calabaza.


Pasados unos minutos, añadimos la calabaza y la patata a la olla, rehogamos un poco e incorporamos la salsa de tomate.




























Cubrimos con agua, tapamos la olla  y dejamos que cueza alrededor de 30 minutos a la máxima presión.

Una vez cocido, lo sazonamos con sal y lo trituramos con la batidora y este es el resultado, os prometo que delicioso y muy sano.  

Si se quiere una cremina más fina, podemos pasarla después por el pasapuré. Se come caliente, sola o con unos costrones de pan frito.

¿Os animáis a soñar conmigo? 
Reacciones:

2 comentarios:

  1. Me encanta la calabaza tanto en recetas saladas como dulces. No conocía todas sus propiedades por lo que tu entrada me ha parecido muy interesante. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por comentar!La verdad que me parecieron curiosas sus propiedades, muy beneficiosa y yo creo que es un alimento poco utilizado, por lo que lo resalté por eso, vale para casi todo.
      Agradezco que hayas dedicado tu tiempo a comentarme.Besos,Marta

      Eliminar

Sueña conmigo...