viernes, 14 de noviembre de 2014

Parque Arroyo de la Vega (Alcobendas)

Hace un par de fines de semana, decidimos acercarnos a un parque cercano que habíamos visto desde el coche, de pasada y que teníamos curiosidad por conocer. Es de esos sitios de los cuales no esperas nada, que vas sin planear y te sorprenden. Vaya si te sorprenden. 

El Jardín de la Vega es un parque público en el que puedes encontrar un invernadero, un museo del Bonsai y que cuenta además con fuentes ornamentales, juegos infantiles, mesa de ping pong...Es un sitio donde se pueden llevar bicicletas y patines, pues cuenta con áreas extensas donde poder utilizarlos, además de estar bastante bien mantenido.

Imágenes del interior del invernadero del Jardín de la Vega
En el parque no falta un detalle, hay diferentes ambientes:rosaledas, zonas con mucho cesped, largos paseos, arboledas, miradores sobre la ciudad. En el parque, la sombra es abundante y para el verano es un sitio muy recomendable para escapar del asfixiante calor. 

Dentro del parque, podemos destacar lo siguiente:

-Campana de la Paz Mundial, la cual es una reproducción de una tradicional campana japonesa que se instaló en la sede de las Naciones Unidas, la cual fue realizada con la fundición de las monedas recoletacdas en más de 60 países como homenaje a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial. Es una belleza que inspira paz y tranquilidad y es que contiene los cinco elementos del feng-shui: agua, tierra, fuego, metal y madera.
Campana de la Paz Mundial
Leyenda de la Campana de la Paz Mundial
-El área infantil, que incluye una gran zona dominada por un barco en torno a un suelo con ondulaciones que simula el mar. Es conocido por los que lo visitan como "el barco pirata".


Barco pirata

-El museo del bonsai, que recoge una importante muestra de estos pequeños árboles en miniatura, la entrada cuesta 3 euros y hay que controlar un poco el horario. Nosotros llegamos un domingo a las 13.45 y claro, nos recomendaron no hacer una visita de sólo 15 minutos, pues hay mucho que ver. (Los he visto por fotos, lamentablemente). Por cierto, si a alguno os gusta el tema especialmente, recomiendo visitar el Jardín Botánico de Madrid, donde hay una buena muestra de bonsais, pues Felipe González donó parte de los que poseía tras dejar la Moncloa. 

-Miradores sobre unas colinas cercanas, están rodeadas de césped y permiten admirar la ciudad y el parque, pero claro, si vas con un bebé con carrito, no son muy accesibles, por lo que pasamos. 

Imágenes del exterior del invernadero, que se puede apreciar a un lado. Al fondo, los miradores de la ciudad
-El invernadero, que contiene numerosas plantas domésticas habituales como distintos tipos de ficus, tronco de Brasil, cintas, helechos, pero en mucho mayor tamaño. También contienen mandarinos, limoneros, palmeras... es un lugar muy tranquilo y perfecto para pasear con un bebé en carrito.





Eso sí, este espacio, debido a la falta de interés y visitas de los vecinos de Alcobendas (creo que por desconocimiento), supone un sobrecoste al Ayuntamiento, que hallevado a realizar un concurso público para transformar y darle un nuevo uso a las instalaciones, con lo que, si te interesa verlo, date prisa porque no se sabe lo que durará. Se nota, en todo caso, que no pasa por su momento de mayor esplendor. 

Incluyo a continuación, otros rincones del parque, que con los colores otoñales está espectacular. Ideal para llevarte un libro, está a un paso de centros comerciales, oficinas, pero aquí se puede hacer un pequeño descanso del bullicio. 




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...