jueves, 26 de mayo de 2016

Lentejas tradicionales al estilo light

Aunque ya va subiendo la temperatura y cada vez apetece menos un plato de cuchara, yo no puedo resistirme, me encanta un buen potaje, unas buenas lentejas, unos garbanzos y vi esta receta y me dije mira que bien, no sólo carne llevan los cocidos y se puede hacer unas lentejas sin apenas grasa, ricas y más ligeras que las tradicionales con chorizo. Muy saludables.
Como os comentaba en alguna entrada anterior, las legumbres son un pilar fundamental en nuestra alimentación, son proteínas vegetales. Además, con este plato que lleva una buena cantidad de verduras y hortalizas, complementamos con una buena cantidad de vitaminas, fibra, etc. 

Ingredientes
400 gr de lentejas pardinas 
6 zanahorias
2 cebollas grandes
2 dientes de ajo
2 patatas
1 hoja de laurel
1 cucharada de pimentón de la Vera
Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 puerro grande
Agua
1 pimiento verde
2 tomates grandes
1/2 pimiento rojo
comino

Elaboración 
A falta del habitual chorizo que a todos nos encanta con las lentejas, le vamos a dar un toque muy rico incluyendo el tomate, el puerro y más pimiento del habitual y con respecto a otras lentejas estofadas que hago, pimentón, que le da un toque bueno. También me he acostumbrado a echarles a las legumbres comino, pues se dijiere mejor. No es un sabor que guste de primeras, pero te acostumbras, echas una pizca y se nota. 

Comenzamos la receta picando las cebollas, el ajo, el puerro y los pimientos en trocitos pequeños. Continuamos troceando las zanahorias, patatas y tomates. En el caso de los tomates, los partimos en dos, las zanahorias en trocitos pequeños y las patatas en trozos un poquito más grandes que las zanahorias. Todo esto facilitará que cuezan antes y las verduras estén prácticamente deshechas para aquellos que no soportan su textura y prefieren que apenas se noten. 





















Añadimos en olla o cacerola un chorrito de aceite de oliva virgen extra, las cebollas, el puerro y los dientes de ajo. Sofreímos todo durante 10 minutos y añadimos a continuación los pimientos, las zanahorias, los tomates y la hoja de laurel. Sofreímos por otros 2-3 minutos.








Tras esto, añadimos una cucharada generosa de pimentón y removemos rápidamente para que no se queme. Una vez hecho esto, echamos las lentejas y removemos para que se junte todo bien. Lo dejamos así como otros 2-3 minutos y cubrimos todo con agua fría (para que cueza y pase a hervir de manera pausada). Si luego ves que necesitas echar más agua, puedes añadir agua caliente para no romper la cocción, a mí personalmente me gustan espesinas. 


Cuando lleve media hora cociendo le añadimos sal y pimienta al gusto y los trozos de patata. Dejamos que se hagan lentamente durante media hora más, removiendo de vez en cuando. Para finalizar la cocción, dejamos hacer a fuego más lento, sobre media hora más y ya podemos disfrutar de este riquísimo plato (estoy salivando).


Es un plato ideal para hacer en cantidad y congelar en distintos tupper para la semana, para cuando no quieres cocinar en fin de semana, resultan muy ricas así también.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...