lunes, 28 de marzo de 2016

Pollo a la jardinera

Si hay una carne versátil en la cocina es el pollo y además no es tan grasa como otras. Si encima lo combinamos con verduras como la receta de hoy, más saludable es aún. Además, esta receta tiene ese sabor de cocina tradicional de toda la vida, de nuestras madres y abuelas, que te seducirá.


¿Que más se le puede pedir? Pues que sea fácil de hacer. Aquí os dejo los ingredientes y la elaboración, no tiene ninguna ciencia, os pongo alguna fotografía del paso a paso. En mi caso, opté por champiñones de lata porque no tenía frescos y los añadí en último lugar debido a esto. En el caso de los guisantes, lo mismo, como son congelados y son una verdura que se hace antes, los añadí en último lugar. Si champiñones y guisantes fuesen frescos tendríais que hacerlos un poco más.

Ingredientes:
6/8 muslos de pollo (en mi caso, también podríais pedir un pollo cortado en trozos)
1 pimiento rojo
250 g de champiñones
3 zanahorias grandes
1 tomate grande pelado
2 ajos
1 cebolla mediana
200g de guisantes
2 hojas de lauresl
300 ml de caldo de pollo
250 ml de vino blanco
aceite de oliva
sal
pimienta

Elaboración

Antes de comenzar a guisar el pollo, limpiamos cortamos y troceamos todas las verduras. Las zanahorias, tomates, pimientos en cuadraditos y nos aseguraremos que el pollo esté libre de restos de plumas y preparado para cocinar. 
Salpimentamos el pollo y seguidamente lo ponemos a fuego medio-fuerte en la cazuela, donde habremos echado un buen chorro de aceite de oliva.Los dejamos hacer, vuelta y vuelta hasta que se queden ligeramente dorados por fuera. Una vez están los reservamos. 

A continuación echamos la cebolla en la cazuela,la pochamos a fuego medio y añadimos una pizca de sal. Agregamos el ajo y seguimos pochando. Posteriormente, añadimos las zanahorias y el pimiento rojo y dejamos pochar las verduras durante 10-15 minutos.

































Cuando esté lista, añadimos el pollo que habíamos reservado y el caldo de pollo. Tapamos la cazuela y cocinamos unos 10 minutos. 

Una vez pasados los 10 minutos, añadimos los guisantes y los champiñones, como tardan poco en hacerse ambos por eso los dejamos para el final.  Los dejamos cocinar otros 5-6 minutos y ya está listo.

Si preferimos la salsa más espesa de lo que ha salido, podemos agregar una cucharada de harina disuelta en agua fría ( si la añadimos directamente al guiso quedarían grumos).
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...