viernes, 17 de enero de 2014

Garbanzos con chorizo

Incluyo otra de esas recetas fáciles y perfectas para llevar al trabajo en tupper. No sé si os pasa a vosotros, pero yo preparo las comidas para llevar al trabajo en un día, generalmente el domingo, y por ello es necesario que sean recetas fáciles de hacer y rápidas, para hacer varias a la vez y almacenar en el frigorífico.Aparte de porque tengo más tiempo y ayuda para hacer las tareas, también es que me gusta más comer que cocinar, jejeje. 
Es una receta de cuchara que queda muy rica y que incluye legumbres, de gran importancia nutricional. Incluyo unas pequeñas notas sobre las propiedades de los garbanzos:
  • Proporciona energía, proteínas y buenas dosis de vitaminas y minerales.
  • Los garbanzos aportan hidratos de carbono complejos, de absorción lenta. Son los más recomendables, ya que producen una asimilación gradual de la glucosa. Esto evita el desequilibrio de los niveles de azúcar en la sangre y genera una energía constante.
  • Contiene gran cantidad de proteínas pero al mismo tiempo son muy pobres en grasas saturadas, por lo que contribuyen a regular el colesterol. Al combinar garbanzos con cereales (arroz, cuscús…) la calidad de sus proteínas mejora.
  • Proporcionan notables cantidades de fibra, lo que mejora el tránsito intestinal y contribuye, además, a que la absorción de los hidratos de carbono sea todavía más lenta.
  • Los garbanzos aportan muchos minerales, sobre todo fósforo, hierro y magnesio.
  • Son especialmente ricos en vitaminas B1, B6 y ácido fólico.


Por todo ello, sus principales indicaciones:
  • El garbanzo es un alimento apto para todo tipo de personas, pero en algunos casos su consumo se hace más conveniente.
  • Su aporte de carbohidratos y proteínas lo hacen muy adecuado para estados de astenia, niños, adolescentes y personas que realizan esfuerzos físicos, como los deportistas.
  • Por su elevado contenido en potasio y la escasa presencia de sodio, el garbanzo favorece la diuresis o excreción de la orina. Esto es beneficioso en casos de hipertensión arterial, litiasis renal y cuando se desea eliminar un exceso de ácido úrico.
  • El garbanzo es estomáquico, bueno para el estómago. Por su riqueza en fibra, también ayuda a las funciones del intestino, combatiendo el estreñimiento y los parásitos intestinales.
  • Debido a su notable contenido en magnesio, fósforo y vitaminas del grupo B, necesarios para el sistema nervioso y muscular, el garbanzo es adecuado para afrontar situaciones de tensión psicofísica y de estrés.


La receta en cuestión tarda en prepararse unos 30 Minutos, los ingredientes y el modo de preparación serían los siguientes: 
1 cebolla
50 gr. de aceite
2 dientes de ajos
200 gr. de tomate frito
2 botes de garbanzos cocidos
1 o 2 hojas de laurel
500 cc. de agua
Sal
2 cucharaditas de cominos
Pimienta.
2 chorizo
Preparación:

En la cacerola donde vayamos a hacer los garbanzos ponemos el aceite, las cebollas cortadas en rodajas y los ajos.
Cuando está pochada la cebolla le añadimos el tomate frito y sofreímos todo durante unos 5 minutos a fuego lento.
Lavamos bien los garbanzos y añadimos unas tres cucharadas de los garbanzos al sofrito (al triturar los garbazos el guiso quedará mas  espeso).Trituramos bien todos estos ingredientes.
Cuando lo tenemos todo triturado le añadimos el resto de los garbanzos, el agua, el laurel, la pimienta, el comino y el chorizo cortado en rodajas.
Hervimos a fuego medio bajo durante 12 minutos y servimos.El resultado es el siguiente, sabe mejor que luce!
Reacciones:

2 comentarios:

Sueña conmigo...