domingo, 25 de mayo de 2014

Merluza al horno con gambas

La receta que os traigo hoy, para variar, es súper sencilla y queda muy rica. La solemos preparar en casa para almorzar los domingos, es un plato que no se tarda mucho en hacer y queda de diez. Un pequeño secreto... casi nos gustan más las patatas que la propia merluza por el sabor que le da todo el acompañamiento. Además, es un plato bastante completo, dado que lleva las proteínas y minerales que aporta el pescado y los carbohidratos que aporta la patata.

Como solía hacer en alguna de las recetas anteriores, incluyo una breve reseña de las propiedades nutricionales de la merluza y sus efectos beneficiosos en nuestro organismo:

La merluza es un pescado blanco con un contenido graso y calórico bajo -aporta en torno a 65 calorías y menos de 2 gramos de grasa por 100 gramos de porción comestible-. Esto se traduce en que es un alimento ideal en dietas equilibradas y saludables porque apenas aporta grasas, y sin embargo sí contiene proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales.Eso sí, sin olvidar que se ha de cocinar con técnicas culinarias que no añadan un exceso de grasa al alimento, como, por ejemplo, a la plancha o al horno.

La merluza es rica en proteínas completas o de alto valor biológico y posee diferentes vitaminas y minerales. En relación a las vitaminas que contiene, sin duda alguna la merluza destaca por las diferentes vitaminas del grupo B que podemos encontrar en su carne, entre las que destacamos la vitamina B9 o ácido fólico por ser precisamente fundamental durante el embarazo.

Además, salvo la vitamina B12, todas las vitaminas del grupo B ayudan en el mejor aprovechamiento de los nutrientes energéticos, como es el caso de las grasas, proteínas e hidratos de carbono.

El aporte adecuado de estas vitaminas es esencial porque intervienen en numerosos procesos de gran importancia como la formación de glóbulos rojos, la síntesis de material genético o el funcionamiento del sistema nervioso, entre otros.

En cuanto a los minerales, la merluza posee potasio, fósforo y magnesio, si bien todos ellos están presentes en cantidades medias si se comparan con las contenidas en la mayor parte de los pescados. El potasio es un mineral necesario para el sistema nervioso y la actividad muscular e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El fósforo está presente en huesos y dientes, interviene en el sistema nervioso y la actividad muscular, y participa en procesos de obtención de energía. El magnesio, por su parte, se relaciona con el funcionamiento del intestino, los nervios y los músculos. Además forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

La merluza destaca a su vez por ser un alimento de fácil digestión, interesante en personas que presenten diversos problemas digestivos.

La merluza se considera un alimento básicamente proteico. Proporciona unos 12 gramos de proteína por cada 100g que comemos. Nutricionalmente, las proteínas de la merluza se consideran de muy buena calidad. Sus proteínas son muy completas porque nos aportan todos los aminoácidos esenciales.

Paso a continuación a detallaros los ingredientes y el modo de elaboración de esta receta.

Ingredientes:
400 gr de merluza
400 gr de gambas
2 patatas medianas
2 dientes de ajo
1 ramita de perejil
1 pizca de sazonador avecrem de ajo y perejil
Aceite de oliva virgen extra (nosotros preferimos el de acidez 1º)


En primer lugar deciros que normalmente compramos la merluza congelada. Sí, si, toda una herejía viniendo de asturianos de la costa, pero es que somos bastante desconfiados al comprar este producto "fresco" y más en tierra de secano. Por eso, lo primero sería dejar descongelar el pescado en un plato dentro de la nevera desde la noche anterior. Eliminamos el agua que suelta y yo, por si acaso, la paso varias veces por agua. Hago lo mismo con las gambas, las descongelo, elimino el agüilla y las paso varias veces por agua. 


En una fuente de horno, (yo suelo usar una de vidrio, de las de pyrex) disponemos un buen chorro de aceite y vamos colocando las patatas, que habremos pelado y cortado en láminas, de manera que cubramos todo el fondo de la fuente con ellas. Picamos los ajos muy finitos y los echaremos por encima de las patatas. A continuación, vamos echando sazonador por cada zona de patatas. 

Precalentamos el horno a 220ºC diez minutos aproximadamente y cuando haya pasado dicho tiempo, bajamos la temperatura a 170ºC e introducimos las patatas en el mismo. Dejamos que se vayan haciendo las patatas durante 15 minutos aproximadamente. Cada 5 minutos o así, vamos abriendo el horno y regando las patatas con la salsa del aceite y el sazonador, para que no queden secas por la parte superior y cojan sabor. 

Cuando empiezan a estar un poco blandas, añadimos los lomos de merluza encima de las patatas, echamos un chorrito de aceite por encima y bañamos con la ayuda de una cuchara con la salsa que ya tienen las patatas. Dejamos hacer unos 15 minutos y vamos cada 5 minutos añadiendo un poco de salsa por encima. Por último, añadimos las gambas por encima, las bañamos con la salsa y dejamos hacer unos 10 minutos, controlando como en los anteriores que no se queden secas. 

Luego solo nos queda sacar a la mesa y disfrutar! El resultado de la receta quedaría tal que así... quizás me pasé con las gambas pero ya tenía que gastarlas! 

Rico, rico y las patatas lo mejor. 










Reacciones:

8 comentarios:

  1. Qué pinta! Te ha quedado de lujo! Una receta estupenda y viene genial para la operación bikini ;) Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias!! Es una receta muy de andar por casa pero está muy buena y es cierto, viene genial para el veranin!
      Gracias por tus comentarios Elena.Besinos, Marta.

      Eliminar
  2. Es un plato estupendo, me gusta la merluza de todas las maneras! Un beso.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Es muy socorrido y queda muy rico, me alegra que te guste.
      Besinos,
      Marta

      Eliminar
  3. Me encanta el plato!! Sencillo, rico y bien sano. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias! Está muy buena, como vuestras recetas!

      Eliminar
  4. Hola Marta tiene una pinta deliciosa, desde luego probare la receta. Lamentablemente lo de comer pescado congelado ya no es una herejía sino que es obligado debido al dichoso "anisakis". Gracias por visitar y seguir mi blog, ya soy tu seguidora. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me encanta que te guste y tienes toda la razón, el azote del anisakis nos hace temer al pescado fresco. Por supuesto que te sigo, tus recetas me han encantado. Besos,
      Marta

      Eliminar

Sueña conmigo...