sábado, 22 de febrero de 2014

Es un mito lo de comprar ropa premamá.


Pues si, es un mito el que tengas que comprarte ropa por quedarte embarazada. Eso sí, siempre que te gusten los vestidos como a mí, que hacía que no me ponía un pantalón siglos... Pues eso, que con algún vestido con tejido elástico, otro con un corte imperio, otro con una goma en la cintura y mucho vuelo... voilà, pasas medio embarazo o casi entero con tu ropa... bueno y un chándal con una cinturilla cómoda y una camiseta que continuo utilizando ahora mismo (ajustado el pantalón con cordón, jeje).


Vestido Cortefiel (temporadas anteriores)


Vestido Springfield (temporadas anteriores)


Vestido Cortefiel (temporadas anteriores)

Camiseta y pantalón Decathlon (PV 2013)


Vestido Mabara, tienda local (temporadas anteriores)

Falda H&M (temporada PV 2013) Camiseta Cortefiel (temporadas anteriores)

Eso sí, lo que presta ponerse un vestido de embarazada y verse esa barriga redondita no te lo quita nadie, mi vestido favorito este verano pasado:


En cuanto a ropa de premamá o yo he sido poco hábil o tampoco he encontrado gran cantidad de ella y que me sirviese para ir a trabajar. En sitios como El Corte Inglés, prácticamente todo era tipo chándal, ¿no hay embarazadas que trabajen hasta el último día? ¿Se creen que se puede trabajar en chándal? ¿Tenemos que ir hechas un adefesio por estar embarazadas? Tampoco en otras tiendas encontré gran cosa. No es que la ropa que yo compré fuese muy formal, pero al menos tenía un pase. Los mejores sitios y baratos, puesto que es algo que usaremos un par de meses o tres a lo sumo, C&A y H&M. Este vestido, que me encantó porque resaltaba la barriga muy cómodo y con mis colores de verano, es de H&M. También me compré una minifalda vaquera en el C&A y una falda de algodón del H&M, esa fue toda mi inversión en ropa premamá.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...