lunes, 2 de julio de 2018

Crema suave de espárragos verdes

No me gustan los espárragos, los detesto... pero resulta que estando yo en el hospital para dar a luz a mi hija mayor, pues oye, me pusieron crema de espárragos... y yo había oido eso de que te pueden tener horas sin comer y con contracciones y todo, venga crema de espárragos (me dejaban, eh?) y la verdad, que para mi sorpresa me gustó.

Por eso la hago de vez en cuando en casa, lo que pasa, que para los niños debe ser un tanto amarga, esta no les gustó como las otras, o sea que más bien si queréis daros un capricho para vosotros y con pocas calorías. Como siempre, os pongo una receta muy facilina.Además, el espárrago tiene muy pocas calorías debido a su alta proporción de agua, y su elevado contenido en fibra aporta sensación de saciedad ayudando a reducir el apetito.

Ingredientes
2 manojos de espárragos trigueros
2 cebollas grandes
1 puerro
200 ml. de nata o crema de leche
300 ml de agua o caldo de ave
50 ml de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
Para decorar: queso parmesano rallado

Elaboración

Limpiamos los espárragos bajo el grifo, en esta receta vamos a usar la parte más gruesa.Las puntas, si gustáis podemos saltearlas al final y usarlas para decorar el plato. Así, el tronco lo vamos a partir en pequeños trocitos para que se hagan fácilmente al hacer el sofrito con el resto de verduras.


Pelamos las cebollas y el puerro, quitando las capas exteriores, abriendolas por la mitad y lavándolas bien. posteriormente, las picamos finas. A continuación, vertemos un poco de aceite de oliva y sofreímos todo unos 5 minutos a fuego medio. Echamos un poco de sal para que suelte parte del agua y removemos bien la cebolla y el puerro.


Añadimos a la cacerola ahora los trocitos de espárrago salteando todo bien otros 5 minutos. Luego vertemos la nata y el caldo en la cazuela dejando cubiertos todos los ingredientes.
Cocemos 10 minutos a fuego alto, echando un vistazo de vez en cuando para que no se nos quede sin caldo y se nos pegue. Probamos y salpimentamos al gusto en el momento que comience a hervir.Pasado el tiempo de cocción retiramos del fuego la cazuela.



Trituramos bien con la batidora de mano o con el vaso batidora, resultando una mezcla con textura de puré ligeramente espeso.Después de triturarlo tenéis la opción de pasarlo por un colador o un chino. De esta forma ayudaremos a quitar todas las hebras de los espárragos.
Por último nosotros añadimos un poco de queso rallado parmesano para darle un toque más, a mí me encanta. ¿Os animáis a probar?
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...