miércoles, 7 de diciembre de 2016

Bizcocho de limón glaseado

Si, otra receta y otro postre... nos estamos resarciendo de esta ausencia de dulce... Hoy os traigo una receta bastante tradicional y con ingredientes de lo mas accesibles para todos.Recetas de bizcocho hay miles, de plátano, de chocolate, de calabaza, hasta de té los he visto.Existen incluso webs específicas que tratan casi solo de bizcochos (http://misbizcochoscaseros.blogspot.com.es/) Apetecen los sabores ácidos, que dan contraste al dulzor de la mezcla base... Podéis decorarlo de múltiples maneras, por poneros una diferente, os incluyo el glaseado de limón, que le da un poco más de intensidad al sabor a limón, que personalmente me encanta. 




Ingredientes:
Para el bizcocho:

  • 175 g azúcar
  • 125 ml de aceite
  • 3 huevos
  • ralladura de 1 limón
  • 175 g harina
  • zumo de 1 limón
  • 1  cucharadita de levadura en polvo
  • 1 pizca sal


Para el glaseado:

  • 80 g de azúcar glass
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón


Elaboración:
En primer lugar, precalentaremos el horno a 180ºC. Luego, mezclamos en un bol el aceite con el azúcar (el aceite se puede sustituir por 125 g de mantequilla, que daría mayor esponjosidad al bizcocho pero también suma más calorías). Posteriormente, incorporamos los huevos y mezclamos bien. Una vez hecho esto, añadimos la ralladura y el zumo del limón. Un inciso aquí, me encanta este rallador del IKEA. Me costó creo que menos de 6 euros, es muy comodo porque en el interior deposita todo lo rallado y se desmonta muy bien con lo que aprovechas lo rallado siempre, sin desperdiciar, sin que se te caiga fuera... ¡me encanta! Me gusta mucho comprar artículos de cocina en el IKEA cuestan cuatro duros y van muy bien.




























Ahora vamos añadiendo poco a poco la harina, levadura y sal y removiendo para que no se formen grumos. Una vez estén bien integrados, es el momento de volcar esta mezcla en el molde para el horno. Aquí bien podemos usar papel de horno para forrarlo o bien untar toda la superficie interna del molde de mantequilla para que al desmoldar no se nos quede parte de la masa pegada en el molde.



Horneamos 45 minutos, primero solo abajo y en los últimos minutos tanto arriba como abajo, de este modo evitaríamos que se abra, abombe  o se queme por la parte superior (cuidado, depende del horno, otros en 20 minutos estaría).

Para adornar el bizcocho se puede optar por hacer un glaseado, en este caso de limón. Como a mi pequeña los ácidos no le gustan y esto pretende resaltar el sabor del limón, dejé parte con glaseado y parte sin glaseado por eso lo veis de este modo. ¿Como prepararlo? No puede ser más sencillo. Vertemos los 80 g de azúcar glass en un bol, añadimos las 2/3 cucharadas soperas de zumo de limón y removemos hasta que se quede una pasta homogénea y de textura gomosa. Esta se deposita sobre el bizcocho una vez lo hayamos desmoldado y enfriado y se queda, despues de un tiempo de reposo como una capa sólida, cristaliza. Ayudaros de una espátula o superficie plana para extenderlo sobre el bizcocho.




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...