domingo, 25 de septiembre de 2016

He leído: Paraíso inhabitado

Hacía mucho que no os incluía la reseña de un libro. Este libro lo leí durante mi baja maternal, en aquellas jornadas eternas de lactancia y apego con una mano en el libro y otra en mi bebé. Fue tan especial que me cuesta escribir una entrada para él porque quisiera imbuiros en su lectura y ambiente para que lo disfrutarais tanto como yo lo hice. Llevaba mucho tiempo en casa, de hecho se lo había comprado a mi marido por Reyes, cuyo libro favorito es uno de esta autora ("Olvidado rey Gudú" de Ana María Matute).Total, que me apetecía dar un giro a mis lecturas para no ceñirme siempre al mismo género y cogí este libro. 

Os contaré un poco acerca de que trata la historia y luego mi opinión personal. Os pongo un fragmento del principio de la novela para animaros:

Nací cuando mis padres ya no se querían. Cristina, mi hermana mayor, era por entonces una jovencita displicente, cuya sola mirada me hacía culpable de alguna misteriosa ofensa hacia su persona, que nunca conseguí descifrar. En cuanto a mis hermanos Jerónimo y Fabián, gemelos y llenos de acné,  no me hacían el menor caso. De modo que los primeros años de mi vida fueron bastante solitarios.
Uno de mis recuerdos más lejano se remonta a la noche en que vi correr al Unicornio que vivía enmarcado en la reproducción de un famoso tapiz. Con asombrosa nitidez, le vi echar a correr y desaparecer por un ángulo del marco, para reaparecer enseguida y retomar su lugar; hermoso, blanquísimo y enigmático.

Esta novela tiene como protagonista a Adriana, una niña que nace cuando se ha extinguido el amor entre sus padres, con hermanos ya mayores y cuya relación es prácticamente indiferente. Esto, junto con el descubrimiento del mundo de los adultos, a los cuales ella llama gigantes, donde ella no los llega a entender y ellos no la aceptan, hacen de la niña un criatura solitaria, aislada, con una imaginación desbordante, que vaga por los rincones de la casa en buscando sus rincones de intimidad como el salón donde es capaz de ver correr a un pequeño unicornio... Pero esa precaria felicidad se tambalea cuando empieza a acudir al colegio, un mundo extraño y muchas veces hostil.


Esta novela se enmarca en una familia burguesa en la época de la Segunda república, donde se deja entrever el contexto político, guerra civil inminente cuando la niña cuenta con once años y al principio de la novela en plena Segunda República contaba con cinco años.

Por tener una madre que apenas se ocupa de ella, se cria entre tatas, criadas y demás servidumbre de la casa, e inventa un paraíso, un mundo imaginario, lleno de personajes como el unicornio que se pasea por la casa a su antojo, y conoce a su primer amigo y con el tiempo su primer amor, Gavrila…

Gravila es su nuevo vecino. Hijo de una bailarina rusa, que al igual que Adri, se cria sin sus padres, con la única compañía de su tutor, Teo, un ambiguo personaje, que le dará un tono muy transgresor a la novela, ya que esta se desarrolla durante la España de la República y del inicio de la Guerra Civil, aunque Matute pasa de puntillas por este escenario sociopolítico, sin darle mucho protagonismo.

Adriana y Gavrila crearán un mundo solo de los dos y para los dos. Lleno de juegos, lecturas, complicidad y un amor inocente, especial, tierno y no por ello, menos fuerte. Pero Adri, que rechaza el mundo adulto, se verá inmersa en él de repente, sin esperarlo, porque la vida siempre sorprende y manda…

Respecto a mi opinión personal:

Es un libro precioso que me ha hecho evocar mi infancia y que al terminar te deja esa sensación agridulce porque quieres seguir saboreándoo, viviendo su ambiente, te hace abrazarlo y suspirar porque lo has terminado. Te deja como un vacío.

Pero por encima de todo Paraíso inhabitado es un libro bien escrito, con buena literatura, que te describe las cosas en su término justo, fácil de leer y que te atrapa y te mueve por dentro. Es una novela cargada de ternura y emovitidad. Como curiosidad os diré que la novela tiene numerosos tintes autobiográficos. 
Es una novela que cautiva por la magia que desprende y por el conocimiento de los infantil que demuestra y en la que te apetecen subrayar frases y párrafos enteros y guardártelos en un cajón.
Ya me contaréis, ¿soñamos?




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...