sábado, 30 de abril de 2016

Macarrones con chorizo

Hoy os traigo macarrones con chorizo, que si bien es un plato de pasta, no creo que tenga mucho que ver con la pasta tradicional italiana y más con una adaptación de las más tradicionales de las casas españolas de esta gastronomía. Y es que, ¿quien no ha comido macarrones con chorizo en su casa? Es un plato rápido de preparar, que necesita pocos ingredientes y que siempre tienes en casa, aparte e ser económico y gusta a grandes y pequeños.
A mi pequeña, que un día te come una cosa y otro día la deja y que se distrae con una mosca que pase por ahí, le encantaron y no levantó la cabeza del plato hasta que se lo acabó (eso sí, no probó el chorizo).

Ingredientes
400 gr de macarrones
1 cebolla
3 chorizos
aceite de oliva virgen extra
sal
tomate frito
queso (opcional)

Elaboración
Preparamos una olla con agua para calentar y en el momento que hierva el agua añadimos la pasta, dejando que se haga durante el tiempo que indique el fabricante. Cuando esté, la sacamos.
En este caso, teníamos abierta esta pasta tan peculiar, los gigli y como es corta nos pareció perfecta para toda la familia, para que no suponga una tragedia de manchas o tengamos que cortarla. 

Una vez cocida, la escurrimos y la reservamos y mientras tanto vamos preparando el sofrito.Picamos la cebolla fina y en una sartén o cazuela ponemos un poco de aceite de oliva sobre el cual añadiremos la cebolla picada y una pizca de sal. Lo dejamos hacer a fuego suave, para que quede blandita y luego no se note al comerla.
Por otro lado, vamos quitando la piel y cortando los chorizos, también podríamos utilizar picadillo en su lugar. Estos son chorizos asturianos de Bimenes, de calidad.
Una vez la cebolla se encuentre doradita, añadimos el chorizo y rehogamos unos minutos. 
A continuación, añadimos los macarrones, rehogamos y añadimos el tomate frito. En este caso, hemos utilizado este tomate frito Artetom porque tiene un sabor más natural y suave que el tomate frito de brick. Este no tiene ni conservantes ni colorantes. 
Mezclamos bien y si queréis añadimos un poco de orégano y rallamos queso por encima. Ya está listo para servir. 
¿Verdad que tienen buena pinta? No dejéis de probarlos o rememorarlos.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...