viernes, 13 de febrero de 2015

Parque de Salburúa (Vitoria)

Hace unos meses pasamos un par de días en Vitoria. Teníamos muchas ganas de conocer esta pequeña ciudad de la que habíamos escuchado acerca de sus catedrales, siendo la catedral vieja inspiración para una de las entregas de Los pilares de la tierra de Ken Follet, la ciudad peatonal, muy cuidada, limpia y con un alto respeto al Medio Ambiente. Sin embargo, como íbamos con el tiempo justo, sólo pensábamos ver un poco el centro, tomarnos unos pintxos, disfrutar de los parques con un bebé que empieza a caminar (sí, justo ese día!)...

Por eso cuando volvíamos de visitar la ciudad hacia el parador y decidimos parar a conocer el parque de Salburúa nos maravillamos tanto. No habíamos leído nada acerca del mismo porque quedaba fuera de lo que creíamos que íbamos a poder ver.

Salburúa es una zona húmeda que incluye varias lagunas, prados y robledales. Por lo visto, esta zona hace unos años se había desecado para cultivo y poco a poco ha ido recuperando su ser inicial, es decir,vuelve a ser un humedal, premiado incluso a nivel europeo dentro de la Red Europea Natura 2000.  

Además de la gran diversidad de aves que habitan las lagunas, motivo por el cual ornitólogos de toda Europa se acercan a este humedal a observarlas, Salburúa posee 9 km de caminos que recorren el parque lo que hacen que sea un parque muy visitado por habitantes de Vitoria que tan solo a unos pocos km pueden disfrutar de la naturaleza, las aves y los ciervos.




Era justo la parte que nos faltaba para completar el fin de semana, un ruta disfrutando la naturaleza. No me lo podía creer, que afortunados los vitorianos. Estuvimos en uno de los observatorios de aves que dan a la laguna y luego nos acercamos al centro principal, pasando al lado del auditorio Fernando Buesa y el edificio Caja Vital. No sé a vosotros, pero a mí, a pesar de ser estructuras modernas, con acero, me parece que no desentonan en el entorno, se asemajan un poco a matorrales o nidos, ¿no creeis? 

Que lujo de atardecer

Edificio Caja Vital en primer término y Fernando Buesa Arena en segundo 

Detalle del observatorio de Ataria

Como siempre, para dar fe de nuestro paseo por el mismo, os incluyo una foto con la niña, que intentaba llevar ella el carrito, ¡cabezona! Le encanto ver los ciervos, las cigüeñas, los patos... Lo recomiendo especialmente con niños.






Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...