domingo, 13 de julio de 2014

Salsa de tomate de María Luisa García

Si hay un libro de recetas conocido en Asturias y que está prácticamente en todas las casas es el recetario "El arte de cocinar" , de María Luisa García, una asturiana que empezó dando cursos de cocina y que escribió tres tomos de "El arte de cocinar" allá por los setenta. Es como la Biblia de la cocina en Asturias. En mi poder obra la primera parte, que ya tiene unos años y ya iba por la vigésimoquinta edición. Doy fe que en Asturias sigue a la venta y creo recordar que va cercana a la trigésima edición. ¿Que por qué todo esto? Porque se trata de recetas del día a día, sencillas, con alimentos que todos tenemos a mano, baratos y que salen bien. Y porque se merece salir en el blog (aunque yo no sea una cocinitas) por todo lo anterior y para hacer honor a recetas sencillas, sencillas.Para receta sencilla, traigo hoy una de las dos maneras que indica el recetario para la salsa de tomate. 
Que no os asuste el color con el que ha quedado la salsa. Como no tengo chino o pasa-puré, lo he hecho con batidora y parece que se oxida más y queda con este color anaranjado en lugar del rojizo del tomate.
Ponemos en una sartén un poco de aceite y añadimos a la misma cebolla picada y dejamos sofreír a fuego medio. Cuando vemos que está blandita (pero no dorada), añadimos el tomate cortado en trozos. A continuación, machacamos un diente de ajo y  un poco de perejil en el mortero, con un poco de vino blanco. Se lo añadimos a la salsa, le añadimos sal y una pizca de azúcar (para la acidez) y se cuece hasta que espese. Tenemos que ir removiendo cada poco para que no se queme la salsa. Por último lo pasamos por el pasa-purés o por la batidora, como es mi caso y ya está lista para acompañar tanto carnes como pescados (ummm, ahora que viene la temporada de bonito, con esta salsa estaría de muerte...)

La prueba del delito



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...