sábado, 29 de marzo de 2014

Lentejas estofadas

En la entrada de hoy, incluyo mi receta de lentejas estofadas. Es otra receta sin carne, solo con verduras, con lo cual engorda menos y tiene muchas vitaminas. A continuación recordamos un poco las propiedades nutricionales de las lentejas y, más abajo, la elaboración de la receta en sí. Espero que os guste, a mí me pirra y es muy fácil.

Propiedades nutricionales de las lentejas
Las lentejas son beneficiosas para combatir el problema de retención de líquidos debido a su alto contenido en potasio. El sistema nervioso también se ve beneficiado gracias a su riqueza en vitaminas del grupo B. Las lentejas son igualmente una fuente interesante de folato que, al transformarse en el organismo en ácido fólico, previene los síntomas asociados a la depresión.

Las lentejas también se han considerado como un afrodisíaco, lo cual tiene su explicación en su aporte de zinc, un mineral relevante en el control hormonal y que influye en la producción de esperma, así como en el aumento del deseo sexual. Su conocido contenido de hierro es un factor primordial para la prevención de la anemia, así como para las mujeres con reglas muy abundantes, para las infecciones vaginales o para personas tendentes a padecer hemorragias, por ejemplo las nasales.

Las lentejas son un gran aliado a la hora de combatir los niveles elevados de colesterol y, por ende, prevenir las enfermedades cardiacas. Al ser un alimento que produce sensación de saciedad, junto a su bajo contenido de azúcares y grasas y su estimable contenido de fibra, lo convierte en un alimento ideal para las dietas, siempre y cuando se cocinen solas o con verduras.

Las lentejas constituyen un alimento idóneo, por su aporte de energía, tanto para los niños como para personas que realizan algún tipo de actividad física. También está especialmente indicado para personas vegetarianas, ya que es una fuente importante de proteínas, máxime si se combina con arroz. Igualmente, para las personas mayores y por las razones ya expuestas, es un alimento ideal al que se le suma, en este caso, la cualidad de ser un producto de fácil masticación.

Elaboración de la receta

Ingredientes:

Media cebolla 
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
2 zanahorias
1 pimiento rojo o verde
300 gr de lentejas ( yo siempre uso verdinas)
1 pizca de sal
2 cucharadas de aceite de oliva
1 pizca de comino (opcional)

Elaboración:

Comenzamos pochando la cebolla y los ajos a fuego medio para que no se nos quemen en una cazuela con dos cucharadas de aceite. Previamente los habremos lavado y cortado en finas láminas. Tras 3 o 4 minutos, lavamos y cortamos el pimiento y las zanahorias y las incorporamos al sofrito, así como la hoja de laurel.Cuando hayan pasado alrededor de 6-7 minutos, podemos echar las lentejas y rehogarlas un poco con el sofrito anterior para que coja el sabor del sofrito. A continuación, cubrimos con agua y ponemos a fuego fuerte hasta que comience a hervir, dejamos así unos cinco minutos. Pasado este tiempo, bajamos el fuego y dejamos 30 minutos a fuego suave. Probamos de sal y de textura y ,si están de nuestro agrado, ya podemos disfrutar de estas fáciles lentejas en la mesa.Últimamente añado también un poco de comino que favorece la digestión de las legumbre.Esto suelo hacerlo a mitad de cocción.
Espero que os guste y os animéis a prepararlas.


Reacciones:

2 comentarios:

  1. qué bonita tu tierra asturiana.Por aqui por Madrid hay un centro asturiano por Hortaleza,cerca de Fuencarral,donde se come muy bien comida asturiana.Pero nunca como en casa,eh??Intento suscribirme a tu blog pero no me deja Google Friend Conect.Ya llevo varios días con est problema:(

    ResponderEliminar
  2. Hola kukutras28, muchas gracias por tus comentarios, me lo apunto! No sé que pasa con la suscripción, también otra chica me lo comentó, voy a intentar arreglarlo, con la ilusión que me hace que aumenten mis seguidores y más con un blog que leo hace tiempo :-)

    ResponderEliminar

Sueña conmigo...