jueves, 19 de diciembre de 2013

Receta de mi crema de calabacín

Os traigo esta vez otra receta muy fácil y además supersana. El componente principal es el calabacín que tiene una gran cantidad de vitaminas y minerales a pesar de ser una verdura hipocalórica, ideal para las personas que quieren mantener la línea. 

El calabacín tiene un alto contenido de agua (93%) y es rica en minerales, principalmente potasio, vitamina C y Betacaroteno. Además de su rico sabor también tiene otras propiedades.  Por ejemplo, la piel contiene una combinación de carotenos y magnesio.  Por ello, se considera un antioxidante que combate a los radicales libres causante en muchos casos del cáncer. Igualmente, ayuda a aumentar el rendimiento cerebral y la capacidad de concentración.

Debido a su alta concentración de potasio se debe incluir en la alimentación de personas que sufren de hipertensión arterial, problemas de los riñones y afecciones cardiovasculares.

El calabacín estimula la eliminación de líquidos y contribuye a perder peso, desintoxica el intestino y aumenta sus movimientos por lo que resuelve problemas de estreñimiento.

La vitamina A que posee esta hortaliza protege y fortalece la mucosa intestinal, también ayuda a tener una flora intestinal sana.

Los ingredientes necesarios y el detalle de la receta para dos personas serían los siguientes:

2 calabacines grandes - 1 patata mediana - 1/2 cebolla - 1 pastilla de avecrem - sal - nuez moscada - pimienta molida - jamón serrano - huevo cocido - trocitos de calabacín - 2 quesitos - 1 cucharada aceite oliva


En una cacerola ponemos una cucharada de aceite de oliva y rehogamos la cebolla cortada a plumas. Después añadimos los calabacines (con piel) cortados a finas rodajas y seguimos rehogando. Una vez se han rehogado durante cinco minutos, añadimos la patata pelada cortada en rodajas finas. Cubrimos con agua y añadimos la nueza moscada, la pimienta molida, el avecrem y la sal. Dejamos cocer hasta que todo esté blando y luego trituramos con la batidora añadiendo los quesitos. Para finalizar,podemos freír unos trocitos de calabacines, unos trocitos de jamón y picar el huevo para, al servir, poner en el plato, en el centro (encima de la crema) un poco de huevo, de jamón y de calabacines.



¡Espero que os animéis a probarla y os guste, es muy fácil!


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...