jueves, 31 de octubre de 2013

El globo negro


Un niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria, el cual era, evidentemente, un excelente vendedor y, en determinado momento, soltó un globo rojo, que se elevó por los aires, atrayendo a una multitud de posibles clientes entre niños y jóvenes.

Luego soltó un globo azul, después uno amarillo, a continuación un globo blanco...
Todos ellos remontaron el vuelo hacia el cielo hasta que desaparecieron.

El niño negro, sin embargo, no dejaba de mirar un globo negro que el vendedor no soltaba en ningún momento por estar casi en el fondo de los otros. Finalmente le preguntó: "Señor, si soltara Usted el globo negro, ¿subiría tan alto como los demás?"

El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que tenía sujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: "No es el color lo que ha hecho subir a ese y los demás globos, hijo. Es lo que hay dentro"

Ten siempre presente que lo que llevas dentro es lo único que te hará volar.

Anthony de Mello en La oración de la rana



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...