jueves, 4 de julio de 2013

Monasterio de San Pedro de Villanueva

 En nuestras recientes vacaciones decidimos quedarnos por nuestra tierra, Asturias, y disfrutarla, pues a veces te vas al extranjero, a otra provincia, y no conoces lo que tienes en casa. Un par de días nos hospedamos en el maravilloso parador de Cangas de Onís, conocido también como el Monasterio de San Pedro de Villanueva, situado en la localidad de Villanueva de Cangas. Un lugar situado a la vera del río Sella que invita al recogimiento, la tranquilidad y la meditación, situado al pie de unos picos que impresionan y en medio de un paraje rural, un hotel de cuatro estrellas que puede ser un buen punto de partida para conocer el Parque Nacional de los Picos de Europa, al Real Sitio de Covadonga o los lagos de Covadonga.
Detalles del parador de Cangas de Onís

En nuestro caso, como somos autóctonos y ya habíamos ido recientemente, preferimos hacernos una ruta conocida como Ruta de la olla de San Vicente bastante sencilla, que en total son (ida y vuelta) unos 5 kilómetros de recorrido, prácticamente llano y situado entre árboles y yendo todo el camino cerca del río, pues maravilla ver la tonalidad verde que adquiere el río Dobra en esta zona. El final de la ruta es una zona del río donde se forma una especie de embalse natural que sorprenderá por su agua y vegetación.

Detalle del agua del río Dobra 
Por otro lado, también aprovechamos para visitar algún restaurante de la zona o de Ribadesella, pero en cuanto a lugares a conocer, la playa de Cobijeru, en Llanes, una playa en la que no se ve el mar, situada en un entorno de acantilados impresionantes y a la que solo se puede acceder por un camino desde el pueblo de Buelna.

Playa de Cobijeru

 


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Sueña conmigo...