jueves, 31 de enero de 2013

Pequeños gestos

¡Hola de nuevo!
¿Verdad que muchas veces nos parece que la sociedad se está deshumanizando, que cada vez somos más como animales, a la defensiva, que respondemos con agresividad? Quizás todo ello viene derivado del mayor estrés que hay en la vida actual, que nos hace responder con ese instinto primitivo.
Os pongo la definición de estrés y distrés, pues hice un curso sobre este tema en particular (a conocerlo y manejarlo ) y es muy interesante, puesto que incluso tiene una parte positiva.






El estrés incluye ‘distrés’, con consecuencias negativas para el sujeto sometido a estrés, y ‘eustrés’, con consecuencias positivas para el sujeto estresado. Es decir, hablamos de eustrés cuando la respuesta del sujeto al estrés favorece la adaptación al factor estresante. Por el contrario, si la respuesta del sujeto al estrés no favorece o dificulta la adaptación al factor estresante, hablamos de distrés.

Por poner un ejemplo: cuando un depredador nos acecha, si el resultado es que corremos estamos teniendo una respuesta de eustrés (con el resultado positivo de que logramos huir). Si por el contrario nos quedamos inmóviles, presas del terror, asustados, estamos teniendo una respuesta de distrés (con el resultado negativo de que somos devorados… y eso no es agradable). En ambos casos ha habido estrés. Se debe tener en cuenta, además, que cuando la respuesta estrés se prolonga demasiado tiempo y alcanza la fase de agotamiento, estaremos ante un caso de distrés.



Como consecuencia del estrés malo (prefiero pensar esto y no que somos malos por naturaleza) puedes encontrarte todos los días situaciones que incrementan estos niveles de agresividad que ves en la gente. (Que si uno te estrella la puerta de entrada a la estación en la cara, que si otro le "roba" el sitio a una anciano y ni se inmuta, que si una persona mayor no sabe sacar un billete de metro en las máquinas automáticas y nadie le ayuda... )




Os incluyo este video para ver si entre todos podemos inclinar un poco la balanza y poder vivir el día a día con una sonrisa, haciendo pequeñas cosas que nos harán un poquito más grandes como personas...




Te deja ganas de hacer el bien a los demás, cosa tan extraña en estos días...




Reacciones:

1 comentario:

Sueña conmigo...